viernes, 22 de noviembre de 2013

Croquetas Deluxe


Tengo tantas cosas que decir sobre estas croquetas que no se por donde empezar, pero allá voy.

Le doy vueltas y más vueltas, y no me explico a mi misma como en 11 meses de blog, aún no os he enseñado esta receta, no tengo perdón, y es que a mi una croqueta... me pierde!

A los que me seguís en el Facebook, os he hablado de que para mi las croquetas son un placer de esta vida. Y me resulta incomprensible y me es impensable que a alguien no le gusten, de lo que sea, pero te tiene que gustar una croqueta, si o si!!

Allá por donde voy, y las veo en una carta, me supone un esfuerzo no pedirlas. Y esta obsesión mía por las croquetas, en realidad no se muy bien de donde viene, pero si recuerdo que mi tía las hacía riquísimas, con jamón y ajetes... pero me da lo mismo de lo que sean, dentro de un orden por supuesto.

Hace unos meses, mi tía nos invitó a un aperitiveo de los suyos "rapiditos", de los que te vas a la siesta del tirón, y no cenas esa noche. Nos puso unas croquetas, y yo que soy muy cotilla, la pregunto todo lo que hace, como lo hace, con que lo hace, y todo lo que se me ocurre. Reveló su truco, y yo os lo cuento por aquí, porque una cosa así creo que no puede quedarse en la sombra.
Seguramente, much@s de vosotros diréis que os parece lo más normal del mundo, o que ya lo sabíais, o puede que a alguno le sorprenda, que es mi total intención, dentro de lo que puede sorprender una croqueta.

Y el secreto de estas croquetas es... LA HARINA INTEGRAL!!




Si aperitiveros, la harina integral le da a las croquetas un sabor súper especial, os va a encantar. La venden en los herbolarios, y supongo que en los supermercados, yo solo la he encontrado en el Caprabo, de la marca Sannia de un 98% integral.




Ingredientes:

150 gr de jamón serrano (pack en tiras)
2 huevos cocidos
50 gr de aceite de oliva
100gr de mantequilla
30gr de cebolla
170gr de harina integral
800gr de leche
Nuez moscada
Pimienta molida
Sal (muy poquita, que el jamón ya le da sabor)

2 huevos y pan rallado para empanar


Comenzamos!¡!

Yo las he hecho con la Thermomix, así que os enseño a hacerlas con ella y sin ella para los que no la tengáis.

- Con Thermomix:

Ponemos el aceite, la mantequilla y la cebolla en el vaso y programamos 3 minutos, temp. Varoma, vel. 3 1/2. Añadimos la harina y programamos 4 minutos, temp. 100º vel. 2 1/2

Incorporamos la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclamos 10 seg. Vel. 6. Agregamos 2 cucharadas de jamón y programamos 7 minutos, temp Varoma, vel. 4.

Dejamos reposar unos minutos y añadimos el resto del jamón y los huevos y removemos hasta que esté bien integrado todo.

- A mano:

En una sartén, ponemos a pochar la mantequilla, un chorrito de aceite de oliva y la cebolla picada muy finamente, con cuidado de que no nos coja mucho color.

Añadimos la harina y removemos hasta que se ligue con el sofrito. Quedara una especie de masa.

Incorporamos la leche (yo he utilizado sin lactosa, en otro post os hablaré de ello) y sazonamos junto con una pizca de nuez moscada y la pimienta.

Removemos con unas varillas, para evitar grumos, hasta que la bechamel espese. Esto es muy importante, porque si quedan grumos sin integrar, a la hora de comer es bastante desagradable, y lo ideal en las croquetas es que los únicos tropezones que encontremos sean los del jamón o el huevo.

Añadimos el jamón hasta que se integre, y a continuación, el huevo.


Ahora viene el truco para que nos salgan unas croquetas estupendas y más o menos todas del mismo tamaño y forma



Colocamos la masa en una manga pastelera. Seguramente tengamos que utilizar varias, ya que es mucha masa para una sola manga. Yo he tenido que utilizar 3. Dejamos enfriar. Cuando tengamos la masa fría, en una fuente o en la bandeja del horno, ponemos el pan rallado.
Cortamos la boquilla de la manga pastelera para que nos quede una boca de unos 3-4 cm de diámetro, y en forma de tiras, vamos extendiendo la masa encima del pan rallado. Cortamos las croquetas de unos 4-5 cm de largas y las envolvemos bien en pan rallado. Las pasamos por huevo, y nuevamente en pan rallado. Nos queda una capa bien compacta y nos se rompe a la hora de freírlas.

Cuando las vayáis a freír, aseguraos de que el aceite esté bien caliente, y no las tengáis demasiado tiempo, ya que rapidito se nos queman y no saben tan ricas.




Buen provecho aperitiveros!!




4 comentarios:

  1. Croquetas => Monologazo de Hovik.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. muchas gracias guapa!! a ver si en breve te hago un encarguito de tus cosas, que me encantan!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...